Blogia
No Soy Pilonga

Ciudad Metal, ciudad encantada

Ciudad Metal, ciudad encantada

 El color negro en las prendas de vestir caracteriza el ambiente social de esta urbe, encantada, desde el pasado jueves y hasta mañana domingo, por el fuerte trepidar del rock.

   Como cada octubre, los santaclareños devienen anfitriones del género en Cuba con la celebración del festival Ciudad Metal.

   La XIV cita reúne a numerosos fanáticos provenientes de las diferentes provincias del país, quienes ataviados con botas altas, cintos anchos, mochilas a la espalda, manillas y otros adornos cambian la imagen de parques y plazas.

   Llegaron desde lejos para apreciar a las 19 bandas que participan en esta edición, además de asistir a las conferencias, talleres y presentaciones de audiovisuales.

    Da gusto verlos andar en grupos, saludar con emoción a los amigos que solo reencuentran en cada cita. Ellos aseguran que estos momentos son propicios para el intercambio de discos, actualizarse sobre los proyectos que cada cual tiene y conocer como va la creación de las bandas.

     Se distinguen porque son muchos, llevan el pelo largo, y las ropas negras rompen el equilibrio verde del parque Leoncio Vidal, convertido en el cuartel general de los roqueros.

     Toman por asalto las áreas verdes,  conversan sentados bajo los árboles, y tocan guitarra mientras corre el tiempo entre una y otra actividad programada.

    Un obrero de servicios comunales encargado de la limpieza en la zona céntrica de la ciudad, comentó que respetan su trabajo, es común verlos depositar en los cestos de basura las botellas, latas y envases de papel que ya no usan.

    Las noches les resultan fabulosas. Frente al estadium Augusto César Sandino, la plataforma central recibe cada jornada por lo menos tres agrupaciones, las que brindan su arte a un público conocedor del género que respeta y apoya a los artistas.

     Son apenas tres días, explicó Daimel Brito, proveniente del municipio de Trinidad, por eso apenas dormimos y cuando terminan las presentaciones volvemos al parque Vidal, allá descargamos, y compartimos hasta el amanecer.

   Alberto Muñoz, comercial de la Agencia Cubana de Rock, comentó que las diferentes instituciones culturales del país deben dar más apoyo a estos eventos que tienen probada calidad.

   La realidad de Ciudad Metal lo demuestra, el rock mueve fanáticos, jóvenes que encuentran allí su espacio como lo tienen en diferentes lugares los cultivadores de la salsa, la música clásica y otras manifestaciones artísticas.    

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres