Blogia
No Soy Pilonga

Muchos Marcos pérez hay en Buena Vista

Muchos Marcos pérez hay en Buena Vista


¿Cuántos Marcos Pérez y cuántos poblados en Cuba tienen el nombre de Buena Vista? El decir popular lleva a que todos los residentes en demarcaciones nombradas así consideren que su localidad fue el lugar donde el famoso personaje hizo y deshizo.
De aprobar el criterio público este señor era omnipresente o Cuba estaba plagada de hombres llamados así en un sin número de lugares.
Tomo de referencia criterios y reseñas de nativos de Buena Vista, municipio de Remedios en Villa Clara, considerados dueños absolutos del referido caballero, con pruebas contundentes, proporcionadas por Alberto Pacheco, quien lleva el orgullo de ser hijo de ese diminuto pueblo.
Corrían los años 30 del siglo precedente y según cuentan vivió allí un hombre nombrado Marcos Pérez, muy poco amigo del trabajo a pesar de que ese tiempo era difícil para todos.
Su afán de buena vida y poco sacrificio lo llevó a buscar dinero de la forma más fácil, o sea, se hizo un maestro en el arte de extraerlo de bolsillos ajenos para llevarlo al propio, así también hacía suyo cuantos animalitos de cuatro o dos patas se cruzaban en su camino.
El modo con que" trabajaba" lo hizo popular, sus aventuras, casi siempre nocturnas eran comentario obligado en el pueblo cada amanecer, y como reza el refrán "cría fama y acuéstate a dormir" cada vez que se perdía algo, sin previa investigación policial se reconocía a Marcos Pérez como culpable.
Hasta las huidas de enamorados recaían sobre él. Recoge la historia que un día una buena muchacha se perdió de su casa y los padres indignados le exigieron al jefe de la policía que apresara al supuesto raptor, a las 12 horas la niña regresó a su hogar con su novio, que nada tenía que ver con el señor Pérez.
Muñoz fue nombrado como sargento de la guardia rural que en aquellos tiempos significaba ser prácticamente el dueño del pueblo, el militar se propuso acabar con el bandido y su fama en aras de lograr estabilidad y paz en la zona bajo su égida.
El cambio de mando llamó al orden por varios días a Marcos Pérez y una tranquilidad perceptible inundó la pequeña demarcación. Pero... una tarde, en el famoso bar de Baldomero que también prestaba servicio de piscina y otras cosas, el señor bandido bebía tranquilamente una fría cerveza.
Casi entrada la noche un parroquiano con unos tragos de más chocó con él y sin mediar palabras se liaron a trompadas, el pretexto fue ideal para conducir al elegante ladrón hasta el cuartel del pueblo. Allí durmió toda la noche.
Muñoz reía de felicidad. Por la hora había pocas personas en la calle y excepto dos o tres hombres que tomaban en el bar nadie sabía que el cuatrero estaba en chirona.
Parecía que todo había terminado y el sargento se fue a casa dispuesto a dormir una de sus más plácidas noches.
Al amanecer la gran sorpresa dejó anonadado a todos. Más de 10 lugareños fueron a declarar ante la autoridad que esa noche Marcos Pérez había robado sus animales y cosechas. Marcaje, propietario de una finca a la salida del pueblo daba fe de haber visto al mismísimo bandolero llevarse la mejor de sus vacas.
A este reclamo se sumó el de Toribio que juraba una y mil veces que fue Marcos Pérez quien arrastró desde su vara en tierra y hasta el caballo que montaba tres sacos de carbón.
Mientras tanto Felicia la Larga denunció cómo el malhechor le robó toda su ropa interior que se secaba en la tendedera del patio.
El sargento Muñoz no era hombre de andar con cuentos, ante tanta confusión se levantó del buró, ajustó la pistola a la cintura fue hasta el calabozo y sacó al timador que llevó del brazo hasta el portal del cuartel donde los afectados se aglomeraban para oficializar sus reclamos.
Mostró al reo aún soñoliento y luego de observar a los afectados detenidamente y mirar despacio hacia el caserío, pronunció las palabras que hoy ya son historia " de estos Marcos Pérez hay muchos en Buena Vista".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Isabel -

Que chiquito es el mundo Villalobos. Marta, no me sabia esos detalles, Abrazos, Crista, Miami, FL
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

William Villalobos Muñoz -

..ese sargento Muñoz de tu historia no es nada menos que mi abuelo materno....saludos desde North Bergen, NJ
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres